En este tratamiento se introducen pigmentos en la piel a través de un método similar al del tatuaje,  la diferencia es la profundidad  en la que se realiza, en el tatuaje, el pigmento se deposita más profundamente en la capa dérmica, con lo que  sus resultados son permanentes de por vida y no se pueden eliminar sin dañar la piel y dejar una cicatriz, eliminar un tatuaje  no es un procedimiento sencillo y requiere de diferentes técnicas como por ejemplo laser.

En el caso de la Micropigmentación el pigmento es depositado en la epidermis que es  una capa de la piel donde  existe renovación celular, la descamación continua de esta capa  hace que el resultado no sea de por vida, la micropigmentación desaparece a los 4-6 años  si no se realiza una nueva sesión, luego de ese período será necesario una nueva aplicación.

Ese tipo de maquillaje permanecerá en la piel por mucho tiempo dependiendo, de la piel, técnica, localización y pigmentos, el resultado puede variar entre 18 y 36 meses. Se aconseja realizar una revisión a los 12 meses para valorar el estado de la Micropigmentación y así poder decidir cuándo realizar un repaso del color.

Please reload